El coronavirus del 2020, o la pandemia del COVID-19, ha sido (y sigue siendo) algo incierto y en constante cambio cuando se trata de viajar. Nadie sabe cuánto tiempo continuará, qué áreas del mundo se verán más afectadas, cuándo y dónde empezará a estabilizarse o disminuir, o cuándo el mundo de los viajes podrá volver a su curso normal. Se desconoce el tiempo que tardaremos en ver una disminución significativa de los casos para sentirnos más tranquilos a la hora de viajar, por lo que vale la pena considerar que el virus podría quedarse más tiempo del que nos gustaría.

El primer lugar al que los viajeros deben acudir para obtener asesoramiento sobre el virus en lo que respecta a los planes de viaje es a través del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) a través de esta página sobre los destinos con alertas o advertencias de COVID-19. Es una buena idea tenerla a mano, ya que la situación cambia constantemente.

Los gobiernos y proveedores de viajes han reaccionado imponiendo respuestas continuas, con nuevas cancelaciones y cambios de reglas a menudo. Y teniendo en cuenta la realidad que vivimos, es muy probable que los viajes que abiertos para los próximos meses plantean un gran dilema para muchos viajeros.

Herramienta interactiva sobre viajes y COVID-19

Te dejamos acceso a la herramienta de Sitata, con la que podrás ver información actualizada respecto al COVID-19 en todos los países del mundo. Te ayudará a comprender el riesgo que puede suponer viajar a un país u otro, te permite visualizar la situación en cuanto a restricciones mundiales y también da información sobre estado de contagios, muertes, etc.

Para usarla, simplemente añade en el campo «¿A dónde vas?» a continuación el destino para el cual quiere averiguar información. ¡Esperamos que te sirva de ayuda!

Los principales dilemas de viaje en tiempos de COVID-19 a considerar

dilemas viaje covid

Los viajeros se enfrentan a tres áreas principales de riesgo en las que hay que pensar:

  • Enfermar: Esta es obvia. Tanto si lo coges antes de salir de casa o mientras estás fuera, estar enfermo de COVID-19 no es divertido (contando con que no necesitas ingreso hospitalario). El riesgo de muerte es pequeño pero real. Las personas de avanzada edad y aquellos con problemas médicos previos parecen tener un riesgo mayor que la población general. La TSA está cambiando sus límites de líquidos permitidos a bordo para aquellos que necesiten volar (pensando en desinfectantes de manos).
  • Que te obliguen a una cuarentena: Si necesitas viajar, es casi seguro que deberás enfrentarte a la posibilidad de una cuarentena inmediata de hasta 14 días en tu destino. Si tienes suerte, podría ser en casa. Pero también podrían ubicarte en lugar menos cómodos (desde aeropuertos, hoteles, hospitales, etc.).
  • Tener que cancelar o sufrir cancelaciones: Cambiar de planes podría acarrear grandes penalizaciones por cancelación, aunque muchas aerolíneas y hoteles están permitiendo actualmente a sus clientes una mayor flexibilidad para cambiar de planes que la que suelen tener. Sin embargo, es posible que eso no ocurra y que tengas que acarrear con los costes de cancelación o directamente perder el billete o la reserva sin derecho a devolución.

Muchos países han cancelado vuelos o directamente han cerrado sus fronteras por completo (tierra, mar y aire). No hay indicaciones sobre cuándo se reanudarán las actividades normales. Aunque por lógica, podemos afirmar que no es el momento y que es recomendable esperar a tener más certezas de seguridad.

En muchas zonas se han adoptado medidas que funcionan eficazmente para disuadir el turismo. Las grandes reuniones públicas se han cancelado o pospuesto, incluyendo las olimpiadas de Tokio 2020. En muchos lugares, se han impuesto cuarentenas de 14 días para todo el que entre al país, algunos países han detenido todas las solicitudes de visado. Y la lista continua….

Respuesta de la industria turística al COVID-19

respuesta industria turistica covid

Si una aerolínea cancela su(s) vuelo(s), no importa lo que la aerolínea te proponga, tienes el derecho de obtener un reembolso completo de cualquier billete. Pero si tienes un billete para un vuelo futuro que todavía no está cancelado o todavía no lo has comprado, la mayoría de las aerolíneas del mundo ofrecen combinaciones de aplazamientos y reembolsos. Nuevamente, lo importante será que hables con tu aerolínea para buscar una solución.

En general, las opciones incluyen:

  • Renunciar a las penalizaciones de cambio de billetes existentes, pero en muchos casos, solo para vuelos programados dentro de unas pocas semanas.
  • Renunciar a las penalizaciones de cambio de billetes recién reservados, con plazos de reserva que van desde unas pocas semanas hasta un año completo.
  • Volver a reservar un itinerario sin cambios en la tarifa, pero generalmente para salidas reprogramadas dentro de un mes o dos.
  • Volver a reservar un billete sin penalización por cambio, pero con las tarifas vigentes en ese momento, hasta un año.

Las fechas límite para hacer tales cambios están vivas: cambiarán de semana a semana y de mes a mes dependiendo de cómo progrese la pandemia.

Las principales cadenas hoteleras como Hilton, Marriott, Hyatt, Wyndham (entre otras) reembolsan a los viajeros y renuncian a las penalizaciones por cambios. Los viajeros que reservaron a través de terceros como agencias de viaje probablemente tendrán que visitar las webs de dichas agencias y contactar con las líneas de ayuda para obtener reembolsos.

¿Qué hacer con los planes de viaje en tiempos de COVID-19?

planes viaje covid

Si aún no has hecho ningún pago o no has realizado ninguna modificación para un viaje previsto para primavera o verano 2021, una opción obvia es abstenerte. Dada la alta probabilidad de complicaciones a todos los niveles (cancelaciones, riesgo de contagio, cuarentena obligatoria, etc.), es inteligente decidir esperar a ver cómo evoluciona toda esta crisis del COVID-19 a la hora de viajar.

Si necesitas viajar, incluso dentro del país, a pesar de la pandemia, puedes protegerte físicamente siguiendo los consejos del CDC sobre el lavado de manos, el uso de mascarilla, la higiene personal como lavarse las manos a menudo y evitar multitudes. Puedes protegerte económicamente:

  • Evitar el mayor número de reservas no reembolsables. O al menos asegúrate de que esas reservas se hagan con proveedores que hayan aceptado renunciar a las sanciones por modificaciones en reservas. Entre otras cosas, esto significa reservar directamente en lugar de hacerlo a través de agencias. Esa estrategia funciona bastante bien para los hoteles, pero no para los billetes de avión. Hoy en día, las tarifas reembolsables suelen ser mucho más costosas que las que no lo son.
  • Haciendo todo lo posible por estar informado. No importa a dónde viajes, mantente al día con las últimas noticias del destino al que te dirijas a través de webs y herramientas relevantes.
  • Considerando la posibilidad de una cuarentena obligatoria de 14 días: coge suficientes medicamentos para cubrir un tiempo inesperado/extendido fuera de casa, o al menos organízate para que alguien pueda enviarte lo que necesitas en caso de emergencia.

En general, cualquier reembolso debe venir de la agencia con la que hiciste tu reserva. Obtener reembolsos de algunos proveedores puede llegar a ser difícil. No te sorprendas si acabas perdiendo algo de dinero al cancelar una reserva, pero esa pérdida puede ser mejor que el riesgo de viajar.