Cuando amas a los animales, es difícil imaginarte participando en un acto de crueldad animal. Por supuesto, nunca asistirías a una pelea de perros ni comprarías un cuerno de rinoceronte, pero cuando viajas y buscas interactuar con la fauna, la crueldad hacia los animales no siempre es evidente. Muchas atracciones de animales se comercializan como santuarios de animales, pero con demasiada frecuencia estos supuestos «santuarios» sólo intentan sacar provecho del creciente interés del público por la conservación.

Crueldad animal disfrazada

Crueldad Animal Disfrazada

Los responsables de estas atracciones de animales saben que los viajeros ya no están interesados en contemplar animales de circo amaestrados. Muchos viajeros son ahora más conscientes de la crueldad animal que se produce cuando se entrena a los elefantes para ser montados o se seda a los tigres para vender una sesión de fotos. Sin embargo, a medida que el turismo ha evolucionado, los maltratadores de animales se han adaptado, mintiendo a los turistas y disfrazando sus instalaciones como santuarios de animales.

Durante muchos años, el Tiger Temple de Tailandia parecía una alternativa armoniosa a los espectáculos de tigres locales habituales en Tailandia. En lugar de ver a los tigres realizar tareas peligrosas como saltar a través de aros en llamas, los visitantes podían observar a los animales viviendo «pacíficamente» entre monjes budistas. Sin embargo, en 2016 el templo fue clausurado por delitos contra la vida silvestre, y se expusieron las prácticas crueles de la instalación, como la administración de drogas, la cría y la venta de crías de tigre.

Entonces, ¿cómo se puede saber si una atracción animal es cruel o no? Según Leigh Barnes, director de objetivos de Intrepid Travel, el primer operador turístico que eliminó los paseos en elefante de todos sus itinerarios, «los auténticos santuarios no compran ni venden animales salvajes, no utilizan a los animales para interactuar con los viajeros y no crían animales salvajes». En pocas palabras, los verdaderos santuarios de animales actúan siempre en el mejor interés del animal.

Aunque hay muchos santuarios falsos, eso no significa que no haya ninguno bueno. Aquí algunas preguntas que sirven para orientar a los viajeros cuando busquen una experiencia ética con animales salvajes o una visita a un santuario de animales.

¿El santuario de animales está acreditado?

Acreditación Federación Mundial de Santuarios de Animales

Antes de visitar cualquier santuario de animales, puedes comprobar si está acreditado por la Federación Mundial de Santuarios de Animales (GFAS). Esta organización exige a los santuarios de animales que mantengan un estricto código ético y normas de bienestar antes de conceder la acreditación. El proceso requiere que los santuarios, centros de rescate y centros de rehabilitación presenten una solicitud y se sometan a una inspección de sus instalaciones. Dado que estas organizaciones han sido examinadas, el sitio web de la GFAS es una gran fuente para encontrar un santuario de animales ético en la zona que vayas a visitar. Aquí también puedes encontrar organizaciones que aceptan voluntarios, como el Centro de Rescate y Conservación de Orangutanes de Indonesia o el Three Ring Ranch de Hawái.

Esta lista es un buen punto de partida, pero el hecho de que un santuario no esté acreditado no significa necesariamente que no sea legítimo.  Si no puedes encontrar un santuario acreditado por la GFAS en tu destino, aún hay muchas formas de determinar si un santuario de animales es real.

¿Qué aspecto tienen los animales?

aspecto animales en santuarios

Puede parecer de sentido común, pero en realidad hay muchas cosas diferentes en las que fijarse cuando se comprueba visualmente si hay crueldad animal. Si un animal parece excesivamente sucio, es un signo evidente de abandono, pero también hay que buscar signos de enfermedad o inanición. Si pasas por allí en persona, es posible que no puedas ver a los animales antes de que te pidan que pagues la entrada, así que lo mejor es que consultes en Internet y veas si puedes encontrar fotos o información adicional. TripAdvisor, portal con el que colabora nuestra revista, es un buen lugar para buscar fotos y ver lo que han dicho otros visitantes. Si no encuentras mucha información online sobre el santuario, ve a lo seguro y no te acerques.

¿Cuánto espacio tienen?

Espacio Jaulas Animales en Santuarios

El hecho de que los animales parezcan estar bien no significa que se les cuide dignamente. Comprueba las condiciones reales del santuario. Los animales necesitan mucho espacio para deambular y explorar, por lo que los recintos estrechos o superpoblados son signos inequívocos de crueldad hacia los animales y suelen provocar enfermedades.

Por ejemplo, un hotel de Bali fue denunciado por crueldad animal en 2015 cuando se descubrió que mantenía a cuatro delfines de tamaño normal en una pequeña piscina con cloro. Los delfines no solo estaban hacinados y entrenados para actuar para los huéspedes, sino que el cloro del agua también les causó ceguera.

Al inspeccionar un santuario, otra cosa que hay que buscar son las actividades disponibles para los animales. ¿Qué pueden hacer? Los hábitats artificiales deben ofrecer formas de mantener a los animales física y mentalmente activos, como estructuras de escalada para los primates o agua para que un animal chapotee.

¿De dónde vienen?

Crias de Animales en Santuarios

Si una organización cría animales con fines turísticos, es que no tiene en cuenta lo mejor para ellos. Los santuarios reputados nunca crían animales, porque hacerlo sería restar recursos valiosos a los animales de los que ya se ocupan. La mayoría de los santuarios rescatan a sus animales de circos, zoológicos o propietarios negligentes y tienen la intención de cuidar del animal durante el resto de su vida. Aunque algunos santuarios han rescatado animales bebés, los animales de los santuarios suelen ser mayores. Por lo tanto, si un supuesto santuario anuncia experiencias con animales bebés, es una gran señal de alarma de que están criando a los animales o separándolos de sus madres al nacer.

¿Cuál es la política de visitas?

Visitas animales en santuarios

Muchos santuarios de animales venden visitas para recaudar fondos que sirvan para mantener a los animales, pero los santuarios de renombre suelen tener normas estrictas que limitan las horas de visita para no agobiar a los animales. En algunos lugares, como Big Cat Rescue en Tampa (Florida), es posible que incluso tengas que reservar tu visita con antelación.

Si buscas las raíces de la crueldad animal, sigue el dinero. En todo el mundo, muchas personas maltratan a los animales para obtener un beneficio y aprovecharse de los turistas que buscan tener un encuentro inolvidable con la vida salvaje. La mejor manera de decidir si una atracción animal es ética o no es averiguar quién se beneficia más. Tratar de maximizar los beneficios abriendo las instalaciones al mayor número de visitantes posible sugiere una falta de preocupación por el bienestar de los animales, y podría significar que los propietarios están escatimando en cuidados de otras maneras también. Las interacciones con los animales salvajes pueden ser experiencias increíblemente educativas e impactantes para los viajeros, pero estas experiencias deben producirse siempre en el mejor interés del animal.